sábado, 10 de enero de 2009

Tindáreo, Tindareo o Tíndaro: el mortal esposo de Leda

.
Su historia no difiere mucho de otros héroes en lo que respecta a expulsiones e intrigas cortesanas. Las diversas tradiciones no están de acuerdo sobre su genealogía y su historia se pierde en la oscuridad del lejano tiempo. Hay contradicciones o pocas explicaciones con respecto a su nacimiento. En ocasiones se le presenta como hijo de Ébalo y la náyade Batia, o de Gorgófone, una de las hijas de Perseo. En otras tradiciones, en lugar de Ébalo, su padre es Perieres, de Mesenia, o bien Cinortas, considerado generalmente como padre de Perieres. Tiene por hermanos a Icario, Afareo y Leucipo, a los cuales se les agrega una cuarta hermana: Arene.

A la muerte del rey Ébalo, Hipocoonte (su hijo ilegítimo), expulsa a sus hermanastros quedándose como único dueño de Esparta (Lacedemonia). Icario y Tindáreo huyeron a Etolia y fueron recibidos por Testio, el rey. Allí Tindáreo se casó con la princesa Leda, hija de Testio y Eurítemis. Mas tarde, Heracles vence a Hipocoonte y a sus hijos, y restituyó el reino de Esparta a Tindareo.
.

Tindaro Screpolato, de Igor Mitoraj

Tindáreo (Τυνδάρεως), en una leyenda muy antigua, desempeña un papel importante en historia de los Atridas (Agamenón y Menelao): a la muerte de Atreo, los hermanos son enviados al rey de Sicíon, Polifides, pues se temía por su vida. Éste los confió al rey Eneo, de Calidonia (Eneo es un rey anterior a Testio, y aquí encontramos un poco más de confusión). Cuando Tindáreo regresó desde Calidón (Calidonia/Etolia) a Esparta se trajo a los Atridas. En Esparta, los dos hermanos conocieron a Helena y Clitemnestra (aunque dudamos de que alguna de las dos se haya enamorado sinceramente de aquellos hermanos, la hipótesis de que ambas sucumbieron a la imposición, trampas e intrigas de Tindareo, cobra fuerza).

Como los griegos necesitaban buscar alguna explicación a cualquier suceso (desde el rocío mañanero hasta los orígenes de las guerras), cuenta Apolodoro, que un día Tindareo, durante un sacrificio a los dioses, olvidó mencionar a Afrodita, y la diosa en venganza le dio hijas infieles y perniciosas (como pueden ver a Helena le cae la maldición por culpa del padrastro): Helena (ver: Helena, la semidiosa de fatal belleza), y Clitemnestra (culpada de asesinar a su marido Agamenón).

Frente al Museo del Prado (Madrid)

Después de las divinizaciones de su hijo e hijastro: Cástor y Pólux, Tindáreo llamó a su yerno Menelao, a quien le otorgó el reino de Esparta. Tindáreo vivía en el momento del rapto de Helena, y durante la guerra de Troya casó a su nieta Hermíone con Orestes. Tindáreo también figura entre los personajes resucitados por Asclepio. Siendo honrado como héroe en Esparta.

A excepción del Tindaro de Mitoraj (2000), no he encontrado otro registro artístico del mortal esposo de Leda. Se agradecen las colaboraciones al respecto.

1 comentario: