jueves, 17 de diciembre de 2009

Neruda y Zeus: la historia de un encuentro...


De Neruda se cuentan muchas cosas, entre esas, que él mismo confiesa, están las relacionadas con sus múltiples e incontables amores, amantes y musas: Teresa Vásquez (Terusa, al parecer la protagonista del poema 20), Albertina Rosa Azócar (Marisol, poema 15), María Poredi (la protagonista del poema 19, de los veinte poemas de amor), Laura Arrué, Teresa León Bettiens (Marisombra), Guillermina Roheren, Lavinia Andrade, Lola Falcón, Aída Figueroa, Victoria Pueyrredón, Olga Margarita Burgos, Sara Vial, Patricia Tejeda, Josie Bliss (su pantera birmana), María Antonieta Hagenaar (con quien se casó y tuvo una hija, Malva Marina); una anónima y fugaz poetisa que le vale para contar una anécdota sobre Lorca y él: "alta, rubia y vaporosa, que dirigió sus ojos verdes más a mí que a Federico", Delia del Carril, Matilde Urrutia (la de los versos del capitán, la reina) y Alicia Urrutia (sobrina quien convierte a Matilde en una verdadera Juno).

Así, la lista de amantes tanto de Zeus como de Neruda son incontables y tomando como referencia una pequeña historia de su infancia, telúrica y sensible, a nosotros nos parece que hay un encuentro entre ambos para conectar emociones y experiencias (como una especie de entrega del testigo de Zeus a Neftalí), no sólo amorosas, también nostálgicas, también tristes, Así lo cuenta Neruda en Confieso que he vivido:

Mis primeros poemas


"Ahora voy a contarles alguna historia de pájaros. En el lago Budi perseguían a los cisnes con ferocidad. Se acercaban a ellos sigilosamente en lo sbotes y luego rápido, rápido remaban... Los cisnes, como los alabastros, emprenden difícilmente el vuelo, deben correr patinando sobre el agua. Levantan con dificultad sus grandes alas. Los alcanzaban y a garrotazos terminaban con ellos.

Me trajeron un cisne medio muerto. Era una de esas maravillosas aves que no he vuelto a ver en el mundo, el cisne cuello negro. Una nave de nieve con el esbelto cuello como matido en una estrecha media de seda negra. El pico anarajado y los ojos rojos.

Esto fue cerca del mar, en Puerto Saavedra, Imperial del Sur. Me lo entregaron casi muerto. Bañé sus heridas y le empujé pedacitos de pan y de pescado a la garganta. Todo lo devolvía. Sin embargo, fue reponiéndose de sus lastimaduras, comenzó a comprender que yo era su amigo. Y yo comencé a comprender que la nostalgia lo mataba. Entonces, cargando el pesado pájaro en mis brazos por las calles, lo llevaba al río, indicaba las piedrecitas del fondo, las arenas por donde se deslizaban los plateados peces del sur. Pero él miraba con ojos tristes la distancia.

Así cada día, por más de veinte, lo llevé al río y lo trajea mi casa. El cisne era casi tan grande como yo. Una tarde estuvo más ensimismado, nadó cerca de mí, pero no se distrajo con las musarañas con que yo quería enseñarle de nuevo a pescar. Se estuvo muy quieto y lo tomé de nuevo en brazos para llevármelo a casa. Entonces, cuando lo tenía a la altura de mi pecho, sentí que se desenrollaba una cinta, algo como un brazo negro me rozaba la cara. Era su largo y ondulante cuello que caía. Así aprendí que los cisnes no cantan cuando mueren".

Vanessa Brown

Quizás no es la historia feliz de amor, pero es la historia de un niño que se encuentra con un dios dispuesto a abandonar este mundo, que le entrega el don para enamorar y que lo sensibliza ante la muerte, el ecocidio...


Autor: Pablo Neruda
Libro de memorias: confieso que he vivido
Editorial:
House Mondadori, 2004, p. 38.

A propósito de la Cumbre del Clima 2009


El lago Budi se encuentra ubicado entre las comunas de Saavedra y de Teodoro Schmidt, en el borde costero de la Araucanía, al Sur de Chile. En el lago vive el 30% de las especies registradas a nivel nacional en Chile. Como ya lo dice Neruda, existen varias especies en peligro de extinción, entre las más importantes se encuentran: el Cuervo del Pantano, Becacina Pintada y Cisne Coscoroba y el más vulnerable el Cisne de cuello negro, la especie que intentó rescatar el joven Neftalí.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Leda y el cine alternativo: Otto Mühl y Oh sensibility


Lugar: Frankfurt. Año: 1970.
Grupo: los accionistas vieneses. Principal Ejecutor: Otto Mühl
Crimen: asesinato sacramental de una Oca que pudo haber sido cisne; violencia artística. Película: Oh Sensibility!.

Cual informe preliminar de un asesinato o de un crimen (sí, aunque lo llamen arte), en el libro Orden Fálico
, androcentrismo y violencia de géro en las prácticas artísticas del siglo XX, en el capítulo 6 titulado "caso en estudio: el laboratorio vienés" (2007), Juan Francisco Aliaga analiza desde la perspectiva de el género, el abuso y el maltrato a la mujer, el micro grabado por el grupo también conocido como los accionistas. Otto Mühlm es señalado como el gran responsable de asesinar en medio de una bacanal a una oca que actuaba de Cisne. Textualmente señala:

"Mülh contorsiona su cuerpo detrás de una mujer que hace o simula hacer el amor con una oca a la que besa en el pico. Mühl lame al animal, lo abraza y lo entrega finalmente a un grupo de gente. Después lo recupera y la oca acaba decapitada: el muñón restante sirve para masturbar a la mujer".


Sin ánimos de juzgar qué es arte o que no lo es, nos encontramos con un caso que más que la recreación del mito de Leda y el Cisne, o la caricaturización polémica de ese encuentro que para muchos es sagrado, a nosotros nos parece que esa Oca (menos no hubiese sido la crueldad si hubiesen utilizado un cisne), quizás era una forma de representar algún rito de esos que se cuentan como parte de los misterios dionisiacos. Sin embargo Aliaga se pregunta si se le tomaría como arte en caso de que el agredido, el masturbado fuese un hombre, a la sombra de las declaraciones un tanto machistas de Mühl.

De esta orgía, rito artístico, misterio dionisiaco o cine alternativo sólo hemos podido hallar esta pequeña muestra:


Una entrevista en la que Otto Mühl se justifica: aquí

Leda y el cine


Cuentan que en aquel lejano 1980 en el que se estrenó Calígula (protagonizada por el extraordinario -insuficiente el adjetivo, lo sé- M
alcom McDowell y... las modelos de Penthouse, con el guión de Gore Vidal), la película de culto de Tinto Brass, la censura previa fue un poco fuerte, pero censuraron -a nuestro parecer- sólo una parte inocente, incluso romántica: precisamente una escena agregada por el mismísimo Brass (que después terminó renegando de la peli, diciendo que él no había dirigido eso: no estuvo de acuerdo con la edición ni con el resultado final, pero la historia lo absolvió), en la que le brindaba un homenaje a Leda y a su Cisne. La escena -robada por los no amantes de la mitología greco-romana- mostraba a una Leda muy apasionada amándose con su cisne. Debemos advertir que no sabemos si la información es cierta o sólo forma parte de una leyenda de la ya legendaria película. De esa anécdota sólo queda un cuadro un tanto borroroso que el tiempo y algún cinéfilo ha recuperado para nosotros...



Giovanni Tinto Brass nació en Milán un 26 de marzo de 1933. Se inició en el cine como ayudante de los hermanos Taviani, de Fellini y de Rossellini. Durante los 80 desarrolló un estilo vanguardista, político y provocador entre la pornografía y el esteticismo. Su obra más conocida es Calígula, que le granjeó fama porque el sexo se convierte en el pretexto para mostrar el poder y la decadencia mental y política del emperador Botitas. Las escenas porno de la peli fueron agregadas por Bob Guccione en contra del criterio de Brass. El director abandona luego el cine convencional –que a nuestro parecer nunca fue muy convencional- y se dedica por completo al cine erótico para protestar contra lo que considera la hipocresía y censura del cine (ya lo notamos en la anécdota con Leda).


sábado, 12 de diciembre de 2009

El tiovivo de Leda


Leda, nuestra Leda contemporánea con pose y cuerpo de pin-up, está llena de sol. Acá va de juguetona y sensual y como siempre nos lleva a recrearnos en un dulce encuentro, divertido, veraniego, lleno de brisa marina y de sol caribeño. Y que con un ino
cente sabor de sensualidad, Leda no olvida el lugar que su cisne ocupa en su cuerpo (siempre entre sus piernas)...



Así que vestida de sensualidad, de sandalias y larga cabellera rubia, esta curvilínea Leda se va de calesita, –previo bronceado en playa cercana, por si aparece el cisne-, pero no se monta en un tiovivo cualquiera con forma de caballo, eso sería motivo de celos y sospechas. Leda, siempre en la búsqueda de su cisne, va de bikini al encuentro de un carrusel distinto: uno con forma de cisne. Porque a Leda, incluso en vacaciones, le cuesta olvidarse de su Cisne y en su mundo todo, todo tiene forma de cisne, de Dios, de Júpiter...
Y mientras hay frío de ese lado, acá, en la ínsula imaginaria -Barataria- siempre, siempre habrá un veraniego sol que nos mantiene la pasión entre Leda y su Cisne…

Mil y una formas de interpretar el mito: algunas Ledas contemporáneas (XXXIII)


Bernd K. Diehl

Von Inge Striedinger

Jean Jacques Surian

Falteri

martes, 8 de diciembre de 2009

El cisne seduce y vende


Porque Leda y su cisne siguen seduciendo y enamorando en todos los ámbitos de la vida cotidiana y a todas las generaciones, nos hemos encontrado con una publicidad en la que la protagonista fue la conocida comediante de radio Joan Davis, quien aparece saliendo de un tunel del amor con un cisne (presumimos que es nuestro Olímpico).

El programa de Davis George White's Scandals, en el que interpretaba a Joan Mason (1944), fue patrocinado por dos grupos Lever Brothers y Swan Soap, lo que implicaba prestar su imagen y nombre (al menos el del personaje) para publicitar a ambas empresas. De esos recuerdos emerge un aviso -ya clasificado como vintage, delirio de los coleccionistas- en la que una Davis convertida en Leda no sólo vende sino que se deja seducir al ritmo de un romántico: "My Joanie! your cheek's as soft as a swan baby's". Al final del aviso se puede leer también la publicidad:



Al final del anuncio se puede leer: "see Joan Davis, star of George White's scandals"RKO Radio Picture. Soon at your local theater".

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Leda y los ilustradores I


Ilustrar, ver el mundo con ojos propios, trabajar desde una perspectiva diferente, imaginar, pensar, soñar otros trazos, y crear otros mundos (que es finalmente lo que hacen los artistas, con lo que recuerdo la frase de un hermoso poema de un venezolano llamado Aquiles Nazoa que, reinterpretando el credo, decía: "creo en Pablo Picasso creador del cielo y de la tierra"), y buscando una forma distinta de ver a Leda y a su Cisne, de leer a esta mítica y hermosa pareja en otros trances, con otros ojos, quizás más tristes o más alegres, he dado con una ilustradora que a su manera recrea y cuenta la historia, que para algunos es de estilo gótico, para otros de una manera meláncolica, y a unos tantos les parece que más que gótica va directamente a la oscuridad. Nosotros leemos en ella una profunda nostalgia, una fuerza imaginativa sublime y una oscuridad mágica que ilumina cada trazo: Nicoletta Ceccoli.




Adorable y elegante es su manera de contar esta historia de siglos, de pasión, de deseo..Para nosotros Nicoletta crea y recrea un mundo muy personal para Leda (con su cisne), al que esperamos que también ustedes puedan entrar para escuchar, leer y ver desde la perspectiva de los sueños, porque adentrarse en el mundo de Nicoletta es llenarse de sueños, de un goce visual puro, de una musicalidad infinitiva -porque pareciera que sus ilustraciones también tienen sonido, un dulce sonido-, es un mundo lleno de magia, de princesas que luchan con dragones, de hadas de dulcísimos ojos soñadores, de niñas mariposas y de jóvenes que tienen cuervos en el cabello, son pulpos sirenescos, doman cebollas desde un insecto, alimentan dragones con manzanas o son el alma, el cuerpo y la voluntad de una montaña... crea el mundo de la fantasía desde una nostálgica mirada infantil.

Otros trabajos de la artista: aquí

jueves, 19 de noviembre de 2009

La cometa y Leda


Me han sorprendido dos cuadros de la canadiense Amy Thompson por varios motivos. En primer lugar, la presencia de una cometa, volantín, sierpe, barrilete, cachirulo, papalote, papagayo, volantín o volador (que no sé con qué nombre quedarme), o cometa como parte fundamental que une lo intangible, con la realidad, será por aquél anhelo eterno del ser humano por estar en el cielo.

En segundo lugar, me sorprende la inocencia, la pureza, la alegría por el arte y ese toque de nostalgia (quizás por aquella infancia perdida) que se capta en sus obras. En tercer lugar nos gusta la narración, implícita o explícita, que emana de sus obras que nos cuenta y evoca, quizás una historia en la que Leda (nuestro motivo) busca asir lo intangible, aquéllo que perdió en ese paraíso lejano e idílico en el que yació hace tiempo con el cisne. Nos cambia el espacio-temporal de la historia, pero une a sus protagonistas a través de lo lúdico.

Una Leda vestida trata de tomar a través del hilo de los sueños (hecho de plata o de ese extraño material con el que se hacen los sueños) a ese Cisne -en este caso la cosntelación del cygnus- que sigue en el cielo (porque para ella y para nosotros el Olimpo está en el cielo, el lugar de los dioses), pero que a su vez es constelación y cometa, para que la reina juegue:


El otro cuadro y siguiendo el juego con el cachirulo (papagayo, cometa, me encantan sus nombres) y las constelaciones, Thompson nos presenta una pieza llamada Los Gemelos. Un largo lienzo en que dos niñas sustituyen a los hermanos Cástor y Pólux, ellos son las constelaciones (lo intangible), ellas son la realidad (lo tangible), pero unidos todos por el juego. Las niñas a través de ese hilo intentan, como Leda, unir cielo y tierra, controlarlos, poseerlos. ¿¡Qué sería la vida sin los sueños!?




miércoles, 18 de noviembre de 2009

Leda de moda


Tim Walker hace arte y que su nombre aparezca relacionado con el mundo de la moda no es una sorpresa, ya otros grandes artistas han incursionado con igual éxito. En estos tiempos la moda es arte también.


De este sorprendente fotógrafo (aunque más
que maravilloso o sorprendente, es mágico), nos fascinan sus trabajos cargados de surrealismo, de magia, de teatralidad y dramatismo. Sus modelos se van convirtiendo poco a poco en ninfas, diosas y, en nuestro caso, infieles reinas espartanas, que por la magia de los siglos se nos convierten en diosas. Porque si no es por Leda, Walker no estaría en el blog.

Para la revista Vogue (marzo, 2009), con la modelo
Carolina Trentini de dominante Leda (o reina de las nieves), Walker nos da un paseo por su reinterpretación de la leyenda, de Leda y de ese cisne tan travieso y níveo (que también tiene su espacio en esta hermosa puesta en escena). Disfrutemos de este esta historia en imágenes… y dejamos como introducción la pequeña presentación que hace la revista (aunque omitiremos a las Gracias):

"Enchanting, ethereal, playful and bold... Enter a wor
ld of pure fantasy, where a fairytale princess the embodiment of ancient mytologys three graces vies for attention whit magical swans"...










miércoles, 4 de noviembre de 2009

Leda entre mujeres... una Leda para el viernes


Hay días especiales y viernes, extraños, llenos de señales y de proximidades al Cisne. Por esos viernes especiales y extraños, en el que Leda y su Cisne son más cómplices y amantes, me viene a la mente el cuadro de
Francois Boucher a propósito de una reinterpretación de J. Augustin Léveillé, en el que dos mujeres, dos Ledas, comparten -entre acercamientos, caricias y miradas cómplices- posibles encuentros, encuentros de viernes, encuentros de Venus... y con un dulce cupido incluido que pareciera calmar ansias con esa pequeña fuente (o alterarlas, que con agua la ropa transparenta)... o cae más rápido. Adoramos los viernes cómplices...



Leda
J.Augustin Léveillé

Mil y una formas de interpretar el mito: algunas Ledas contemporáneas (XXXII)


Milton Castillo


Samuel Gareginyan


Leda and the silezian swan
Waldemar Pieczko



Joseph Beuys

lunes, 2 de noviembre de 2009

Para jugar con Leda y el Cisne


El artista Dawn M. Schiller a través de la empresa Fantasy and
Odd Dolls Handmade nos regala y deleita con un juego completo sobre Leda, un juego le llamo, porque crear e imaginar el mundo también es una forma de juego. Shiller no sólo recrea la hermosa historia de Leda si no que ha creado un mundo míticamente fascinante inspirado en duendes, hadas, ogros y príncipes. En fin, ese mundo que se queda en el alma, allí, en ese lugar claro y luminoso en el que reposa la infancia. Sobre su obra dice:

"Whilst this all sounds rather serious, it's also important that I have fun in loosing these things on the world; best of all is when one of my pieces makes someone smile...watching a face light up when eye meets eye with one of my Odd Ones is truly wonderful".

Tiene varias colecciones, pero a nosotros nos interesa especialmente la Mitológica, pues es una muestra de amor y de entrega, de reinterpretación y de g
ozo por el mito... (aunque echamos de menos a Helena, nos encanta su reinterpretación de Zeus: un Dios-Hombre disfrazado de Cisne)

Other Zeus


Other Leda


Other Twins

Más del artista: aquí

miércoles, 28 de octubre de 2009

La Leda gótica de Witkin


"Leda" de Joel Peter Witkin (Los Angeles, 1986, tiraje de 3 copias. Fotografía 72 x 71,5 cm). Se encuentra en la Galería Baudoin Lebon de París y Harry Lunn de Nueva York. Y está reproducida en su libro "The bone house".


Witkin metamorfosea a Leda en un personaje masculino, en una drag queen de Los Angeles con problemas de raqutismo, probablemente por la polio, que actuaba en films homoeróticos, y lo embellece tratandole como mujer hermosa. Witkin desmitifica el arte tal como se concibe y niega que solamente la mujer sea bella. En esta versión de Leda, la diosa aparece con los ojos tapados. Es un tema recurrente en la obra de Witkin, sus sujetos llevan usualmente máscaras, vendas, que nos provocan incomodidad.

Abajo, en un ángulo, se muestra un huevo roto del que han salido gemelos siguiendo el referente mítico. Dentro de la cáscara del huevo ha encendido una bombilla. Para conseguir los bebés Witkin pagó a sus madres 50 dólares.

Además, ha sacado de su contexto a Leda y el cisne, que ya no aparece en un paisaje. La imagen está fotografiada en un interior con un decorado, el cisne está sobre una caja y el suelo está cubierto de orina. En la imagen vemos arañazos negros y blancos que constituyen parte del fondo y una zona de indefinición en los bordes, un factor de su pictorialismo que se enfatiza con la elección de la imagen en blanco y negro.

Witkin creó la fotografía en una sola toma, utilizando una luz estroboscópica.


Joel-Peter Witkin (nacido el 13 de septiembre de 1939 en Brooklyn, Nueva York) es un fotógrafo estadounidense cuyas fotografías reflejan lo grotesco y oscuro de la sociedad que tanto escandaliza a esta. Se trata de un artista provocador que ha sido marginado y críticado por la opinión pública, factor determinante en su poca fama como artista. No obstante, dentro de la cultura underground es muy admirado, no solo por otros fotografos sino también por músicos.

Durante su juventud, trabajó como fotógrafo de guerra en la Guerra de Vietnam. Más tarde estudió escultura en la Cooper School Of Fine Arts de Brooklyn donde consiguió un título en artes en 1974. Después de que la Universidad de Columbia le concediera una beca terminó sus estudios en la Universidad de Nuevo México en Albuquerque donde consiguió su Master en Bellas Artes. Su obra se inspira en un suceso inusual que vivió el fotógrafo en su infancia: la presencia de un accidente de automovilístico donde una niña resulto decapitada. Las dificultades en su familia también fueron influencia para Witkitn.

La temática principal de sus fotografías involucran hechos como muerte, sexo, cadáveres, miembros amputados, seres marginales (enanos, transexuales, hermafroditas, deformes,…). Las escenas donde se hayan sus personajes suelen ser escena bíblicas o parodias de cuadros famosos. La forma de ver el arte de Witkin ha provocado malas reacciones en la opinión pública, siendo acusado de explotador (de sus modelos) y marginado como artista.


Ver las obras de Witkin.

martes, 20 de octubre de 2009

Zeus y sus amantes


El artista
James Russell May integra y sintetiza -de manera mágica y brillante- los amores del cisne... (e incluye a Ganímedes, porque siempre las copas fueron importantes para el Dios)


Leda and the Swan

Leda and the Swan


The Loves of Jupiter: Jupiter and Danae


The rape of Europa

The Loves of Jupiter: Jupiter and Io


The Loves of Jupiter: Jupiter and Io (detalle)


The Loves of Jupiter: The Abduction of Ganymede


The Loves of Jupiter
James Russell May

Plumas clandestinamente enamoradas...


El amor busca plumas clandestinas


Antonio Carvajal


El amor busca plumas clandestinas
Nació bajo la luz de una tarde de estío.
Súbitamente herido,
por calles, por tranvías, por geranios, por trajes,
liquen de labios, desplegó sus alas.
Rodó por archipiélagos de madreselva húmeda,
por vinos aromados y miradas furtivas,
pero temió las cárdenas navajas
que al inocente acechan.

Por la tronera trémula del pino
podían dispararse cerbatanas,
flechas extintas como espejos sucios.
...Súbitamente herido.

El amor busca plumas clandestinas,
rodando por los nombres de los meses,
errando las ambiguas direcciones,
bares de moho, pensativas lunas,
súbitamente herido.

Tenía grandes alas, como fuentes,
como cedros, crepúsculos, alondras;
iba por avenidas y jardines
encorvado de piedras y deseo...
Súbitamente herido.

Oh los deseos que en el tiempo anidan,
que incuban sus estrellas, sus acíbares,
y sobre el campo hostil dejan cristales,
nácar de empuñadura de navaja,
caparazones de marfil, diademas
de sangre sexual. Buscaba plumas
clandestinas, covachas, paraísos
terrenales, ocultos, donde el hombre
no acosa como hiena, como hombre,
como sonrisa cómplice, ni escándalo.
¡Qué escándalo de plumas! Centinelas
de la certera soledad prendían
hachones en la noche
por barrancos, colinas,
por cactos polvorientos, por yacijas
donde el amor inventa su mínima aventura,
súbitamente herido.

El amor se resiste a los acosos,
súbitamente herido,
tiene oídos nocturnos, grandes ojos.
súbitamente herido,
las alas cubren con temor su torso,
súbitamente herido,
y es feliz con sus plumas de abandono,
súbitamente herido.

Acacias, gritos, campanadas, sombras,
buzones, fechas, compasión, sollozos:
para que su rumor no desvele a los bosques,
pasa el amor con la noche en los hombros.



Mujeres Cisnes
©Salo
Tomado: aquí


.............................................................................

Antonio Carvajal. Nacido en Granada en 1943; es doctor en Filología Románica por la Universidad de Granada y titular de Métrica; es miembro de la Academia de las Buenas Letras de Granada. En 1990 el Premio Nacional de la Crítica. Considerado uno de los poetas mayores de la España contemporánea, se le considera el autor más caudaloso e infatigable de la llamada Generación del 70. Notable renovador de la tradición poética andaluza, artífice de una versificación depurada e innovadora, ha seguido fielmente, desde su primer poemario, la línea de la poesía barroca. Su poesía se caracteriza por una celebración -con profunda raigambre filosófica- de la vida y del amor.


Una Leda Astral de Gerardo Diego


Según la Real Academia Española el término zodíaco en astrología hace referencia a la "zona o faja celeste por el centro de la cual pasa la Eclíptica. Tiene de 16 a 18 grados de ancho total; indica el espacio en que se contienen los planetas que solo se apartan de la Eclíptica unos 8 grados y comprende los 12 signos, casas o constelaciones que recorre el Sol en su curso anual aparente, a saber, Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpión, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis".

Etimológicamente, para el estudioso Webb en el libro Los nombres de las estrellas, "el significado original de zooidion, que es un diminutivo de zoon, se refiere a una figura pequeña, pintada o tallada, y así los usa Heródoto (Historias, I.7o). Más tarde se le dio también a grandes figuras... El término zodíaco deriva, por tanto, de las figuras pintadas en él, y es un error etimológico, muy común, suponer que las figuras deben ser de animales".

Después de tantos tecnicismos astrológicos nos quedamos con la definición que da Gerardo Diego sobre lo que es un Zodíaco: "Blancas teorías de estrellas// las más firmes, las más bellas", y le damos entrada a su poema, en el que hace dos hermosos guiños a Leda. En el primero -como es de suponer- en el signo de Géminis (Pólux y Castor), nacidos del huevo de Leda.

El segundo guiño está presente en el signo de Virgo, que aunque en la actualidad se encuentra asociado a la virginidad y al mito de Astrea, hija de Zeus, única diosa Virgen y al cinturón de Hipólita -según otras fuentes-, en la antigua Grecia consideraban a Virgo como una diosa que tenía la función de mediar entre el espíritu y la materia, así como la de unir la inteligencia con las necesidades de la vida. Se trataba de una diosa relacionada con la procreación. Se cuenta que en los ritos a Virgo se exigía que al igual que cada árbol daba su fruto, la mujer entregara su virginidad a la diosa con el fin de atraerse la fertilidad. Pensamos que el poeta le da esta última significación, además de relacionar al color blanco con la virginidad y con la albura del plumaje del cisne, también podemos hurgar en aquéllos deseos de poseer lo imposible, pues el cisne (Zeus) ve a la hermosa virgen y piensa en Leda, en aquel momento, en aquella entrega mágica y ritual.

Zodiaco

Gerardo Diego


Zodiaco. Banda de Geos.
Cruces. Medallas. Trofeos.
Gira lenta la correa
de la eclíptica polea.
Se inclina en bello viraje.
Vuela sobre el paralaje.
Blancas teorías de estrellas,
las más firmes, las más bellas.

Las doce constelaciones
enlazadas de las manos
cantan celestes canciones
que no entienden los humanos.
Oh, corona sideral
inocente y virginal.
Los coluros y los tròpicos
son aros vacuos, utòpicos.
Tú ciñes de invierno a invierno,
amoroso, mi planeta
Tú, Zodiaco, eres eterno.
A ti te canta el poeta.


ARIES

Intrépidos Argonautas. Jasòn.
La copa de las regatas, el Toisòn,
(En Rodas, Apolonio
os dará testimonio.)
Aries apunta sus cuernos
primaverales,
los tiernos
recentales.
En cada punta una estrella.
Andròmeda la bella
querría huir galopando sobre Pegaso.
Pero Pegaso
va paso a paso.
Aries. Riqueza. Violencia,
nos pronostica la ciencia
sideromántica, astròloga.
Ebulliciòn biòlogo.
Aries. La doncella hermosa.
En el rosal la rosa.


TAURO

Tauro. Potencia. Vigor.
Sangra, escarba, muge, topa.
Tauro es Júpiter raptor.
Sobre sus lomos, Europa.
(El Buey Apis cruza lento
contra escarnio y contra viento.)
El horòscopo adivina
obstinaciòn, lucha, inquina.
Tauro. Fuerza. Sexo. Arde
el macho en celo. El cobarde
de vergüenza palidece.
Tauro todo lo enrojece.
Y, oh paradoja divina:
sobre el sangriento Aldebarán se posa
la mariposa,
la golondrina.


GÉMINIS

Géminis. Los dos hermanos
iguales y paralelos.
Sobre los hombros, las manos.
Castor y Pòlux, gemelos.
Deteniendo su cuadriga
los examina el Auriga.
Géminis, símbolo profundo.
El viudo busca su pareja.
Sobre la corola, la abeja.
Bajo el sol, el amor fecundo.
Los hijos de Géminis son nobles.
Su espíritu alto. Sus amores dobles.
Paraíso de los andròginos.
Infierno de los misòginos.
El águila bicéfala vuela
invulnerable a las balas.
Al alma le nacen dos alas.
y persigue al alma gemela.


CÁNCER

Cáncer. El Sol llega al tròpico
y empieza a andar del revés.
Cáncer. El Sol microscòpico
se abate sobre la mies.
Sombras enanas
y fuegos artificiales.
Reverberan las vestales
humanas.
En el cielo arden hogueras.
Caen estrellas en las eras.
Huele la Luna. Es el gran
panselenio de San Juan.
Humor fantástico. Viajes.
Germinaciòn de lunáticos.
Van por celestes parajes
fanáticos.
Cáncer. La Luna princesa.
El Sol la alcanza y la besa.


LEO

Leo. El cuerpo y la cabeza.
(¿Un leòn o un ave coja?)
La melena de Su Alteza
es aromática y roja.
Régulo: la garra en alto,
preludio de heroico asalto.
Pòlux, medroso, se abraza
a Castor. Y todos: ¡Plaza!
-gritan- ¡Plaza al Rey!
Quia nominar... Es la ley.
Leo. Vino, sangre y fuego.
La Rueda de la Fortuna.
Si la bola es oportuna
hay herencia. Pero luego...
Leo. Dormita, bosteza.
...No despertéis a Su Alteza.


VIRGO

Virgo, en las manos de cera
levanta la rubia Espiga.
Y derribada en la era,
dice la virgen: -Mi amiga,
mi amiga casta y sin velo,
la blanca Virgen del cielo.
Quién pudiese ir en un vuelo-.
La mira el Cisne y piensa en Leda.
Como pueda...
-Pon en mis ancas tu raso
-dice Pegaso-.
Virgo, llamas refrenadas.
Mieses. Sol. Dulces miradas.
Horòscopos de demencia.
Peligros de adolescencia.
Sueñan las doncellas
amantes;
vuelan las estrellas
errantes.

LIBRA

Libra. Los platillos llenos.
a, y, arriba P,
el clavo que los sujeta.
Los frutos colman sus senos.
Es el fiel. Ni más ni menos.
Libra. Cosechas. Vendimias.
En las retortas de alquimias
y en los magos alambiques
descifran los nigromantes:
-Nadie al amor pone diques.
Mas tened cuidado, amantes-.
La dama de la pelerina
se ha enamorado de Arturo.
Adiòs, golondrina.
El cielo está ya maduro.


ESCORPIO

Escorpio. Se retuerce en los mares
horizontal.
Saluda la rojiza Antares
a la Cruz Austral.
Mordeduras. Baba. Ira.
La Virgen, en el trapecio,
se columpia y le mira
con desprecio.
Se enreda la madeja
de las estrellas. Una se queja.
Y hay un secreto trigonométrico
en su laberinto geométrico.
Algunas se desgajan
y como hojas secas bajan,
haciendo eses,
a posarse sobre los cipreses,
de los cementerios.
Escorpio. Audacia. Adulterios.
Esta mañana
se nos ha muerto la hermana.

SAGITARIO

Sagitario. El arco estalla.
Tiembla la aguda saeta.
El bello centauro-atleta
en escorzo de batalla.
Apunta. Salta la flecha.
Parábola. El arco vibra.
Ha herido a Escorpio o a Libra.
Y cae la estrella deshecha.
Dicen todos: -Sagitario-
y hay un temblor extraordinario.
Hasta el Águila se inquieta.
Recoge su cola el cometa.
Sagitario. El gran obstáculo,
dice el oráculo.
Todo bien o todo mal.
Omnipotente o fatal.
Sagitario, ¿es tu saeta
la que malhiriò al poeta?

CAPRICORNIO

Capricornio. Alarga el cuerno.
Corvas y velludas piernas.
Invierno.
Nieves eternas.
Capricornio topa y salta.
Ostenta
la cornamenta
de las cabras de Malta.
Irònico signo
maligno.
El Cisne patina
por la onda cristalina.
Pronòsticos: genio activo.
Fallan las patas de chivo.
Balancea el tallo Sirio.
Inmaculado lirio.
Capricornio. Tus placeres
los mejores.
Rubores
en las mujeres.

ACUARIO

Acuario. Ondas de cristal.
Paisaje submarino.
Aurora boreal
sobre el resplandor alpino.
Orion, el gran cazador,
se convierte en nadador.
Ha visto al Delfín
y a las ondinas del Rhin.
Las estrellas, burbujas
somormujas.
Nacen ahora los sinuosos,
movibles y caprichosos.
Verbena
ártica en los bulevares.
Queda presa la Ballena
entre los hielos polares.


PISCIS

Piscis. Juegos. Culebreos.
Las cabecitas biplanas
guiñan los ojos. Mareos.
Trenzadas filigranas.
La Ballena los acecha
y ellos huyen paralelos.
Ha quedado deshecha
la prisiòn de los hielos
Piscis. Espíritu inquieto
propenso al mando y al reto.
El mundo muere. Nace el mundo.
El niño rubicundo
retoza en la cuna.
Se pone su antifaz la Luna.

El Zodiaco vuelve a empezar.
Girar. Girar. Girar.
Dame la mano, hermana:
Vamos a bailar la sardana.


Conjunción de Isis, Venus y Leda
Maria Varas


-----------------------------------------------
Gerardo Diego. Poeta perteneciente a la generación del 27. Nació el 3 de octubre de 1896 en Santander. Estudia la carrera de Filosofía y Letras en la Universidad de Deusto y allí conoce a quien sería después un amigo esencial en la vida literaria, Juan Larrea. Fue catedrático de Lengua y Literatura en Institutos de Soria, Gijón, Santander y Madrid. En Santander dirigió dos de las más importantes revistas del 27: Lola y Carmen. Fue uno de los principales seguidores del Ultraísmo y del Creacionismo. En 1925 obtuvo el Premio Nacional de Literatura, ex aequo con Rafael Alberti. Elaboró las dos versiones de la famosa Antología de poesía. Como profesor, dio cursos y conferencias por todo el mundo. Fue además crítico literario, musical y taurino además de columnista en varios periódicos. Su tarea poética se sigue completando con sus estudios sobre diferentes temas, aspectos y autores de la literatura española, con su labor de conferencista y su destacada crítica musical. Desde 1947 fue miembro de la Real Academia Española. En 1979, se le concedió el Premio Cervantes. Murió el 8 de julio de 1987 en Madrid a los 90 años.

lunes, 19 de octubre de 2009

Un mito en micro: de Leda a Helena, Alba Omil


El microrrelato es un género que, se según cuenta la leyenda, nació en la Argentina en 1950 de la mano de Borges y de Bioy Casares, cuando ambos publican la antología Narraciones Breves y extraordinarias, en la que aparecen relatos hasta de dos líneas. Diez años después, Cortázar con la publicación de Historias de Cronopios y de Famas lo da a conocer en Europa.

El microrrelato sorprende por la brevedad, la síntesis y la fuerza de su final, en pocas palabras el autor debe concentrar la magnitud de una historia, lo que obliga al lector a convertirse en cómplice, a jugar con el escritor, a sorprenderse y buscar lecturas distintas en cada palabra, en cada signo, en cada simbolismo. Para nosotros, el microrrelato en la pasión por escribir, es como un clímax, corto, breve e intenso.


Leyendo, buscando y redescubriendo, hemos dado con un microrrelato de la argentina (que parece que la leyenda es cierta), Alba Omil, quien a través de Helena, la de la fatal belleza, nos cuenta la génesis de la semidiosa, un pequeño guiño, lleno de intensidad, un microrrelato:


Helena
de Alba Omil

Salió del huevo con cuerpo de mujer y gracia de ave. Por cada uno de sus poros cantaban la vida y la hermosura sus triunfos y sus goces. En el fondo de sus ojos claros, esperaba una montaña de guerreros muertos

Para conocer un poco más de la autora: la letra profunda

Álvaro Pemper

martes, 6 de octubre de 2009

Mil y una formas de interpretar el mito: algunas Ledas contemporáneas (XXXI)

.

Grazer Oper


Cynthia Atwood


Anna Cionini



WeepingS wans
Camila d' Errico


Jeanne Wilkinson


Las postales de Leda II


Leda me ha contado algo muy personal, y aunque no lo verbalizó, intuyo que quería que le hiciera llegar esos sentimientos al cisne... y he pensado que una buena manera de hacerlo es mediante una postal... donde el anverso de mis torpes palabras sea acompañado por el reverso de una linda imagen. Sin embargo, no sé cómo encarar el mensaje, no sé hasta qué punto pueda o deba o quiera inmiscuirme en esa relación. Ella, por lo que me ha dicho, ya le ha enviado algunas, y la reacción del dios no siempre ha sido agradable.

Mientras Leda me hacía la petición, la miraba y sentí su tristeza. Pude sentir que ella, aunque no lo vea, siempre está al lado de su cisne, lo presiente, lo siente, lo lleva en ella. Más allá de la esencia del ánade, más allá de aquella cópula divina, más allá de los dióscuros, más allá de Helena... Leda lleva en su sangre cada pluma del dios... y como lo necesita y necesita comunicarse con él cada momento, cada segundo de su existencia, le envía postales para que no olvide aquel momento (no sabemos si llegan al Olimpo,)... Estas postales son exclusivas para el cisne, para que sepa que ahora, más que nunca, Leda lo necesita... porque las postales también son para eso, para renovar el amor, para avisar cuánto se ama, cuánto se necesita, cuanto se desea... la presencia del cisne.