domingo, 12 de julio de 2009

Leda: entre el amor y el deseo


Entre el amor y el deseo
de Astrid Boucher

Hoy quiero dedicártelo a ti, música y lira.

Hoy confieso mis dos deseos… uno maravilloso, celestial, intangible; el otro pequeño, virginal, puro, acaso metamorfosis de niña a ninfa.

Y cuando eso ocurre, tengo que elegir entre la ninfa y mi dios. Me quedó con la primera, pequeña, casta, graciosa, de curvas apenas dibujadas… mi deseo.

Me siento yo, Leda, como una Palas Athenea, sabia y dolorosa, entre la avidez y el amor, entre el deber y la sinrazón, entre la sabiduría y el desborde.

Leda, la Leda que soy, entra en contradicciones…

Amo al cisne pero deseo a esta bella ninfa, que hoy con cuerpo de adolescente, me ruega ser un vínculo entre ella y la divinidad: me pide sexo, cisnes, roces.

En ella quiero dejar plumas, besos, recuerdos y deseos.

Los observo desde una de mis torres (desde el palacio de Tindareo), los veo a ambos, se conocen, se reconocen, en ambos está mi olor… el cisne espera para controlar, para exigir, ella espera para excitar, para ser la fruta más deseada en la orilla de ese lago.

A lo lejos, en mi torre, escucho sus notas adolescentes, me llama, es difícil aguantar la tentación.

Espero que el cisne parta, hoy no es tiempo de cisnes.

Hoy sólo quiero sentirla, hoy sólo quiero rozar a esa ninfa adolescente, hoy sólo quiero acariciar fragancias invictas, erguidas, que me invitan a ser parte de otra posesión, de otro ardor.

Dos años, entonces serás mía.

4 comentarios:

  1. Mariana he estado buscando a la tal Astrid B. Dime dónde puedo conseguir algo de ella?. Me encantó este ¿poema en prosa? Si tengo que apostar Leda se quedará con el amor, pero vaya, que el deseo, pues es el deseo. Me gustó pero no lo consigo.
    "me pide sexo, cisnes, roces.
    En ella quiero dejar plumas, besos, recuerdos y deseos". Preciosa entrada.

    ResponderEliminar
  2. Amiga Llorante:
    Astrid Boucher es una joven poetisa argentina. Fanática de Leda y el Cisne y de sus múltiples interpretaciones según lo que me ha contado. En un ejercicio escribió: entre el amor y el deseo...
    Lamento mucho no poder ayudarte, porque ella misma me pasó el manuscrito vía correo electrónico y me solicitó su publicación...
    Por supuesto, este nombre es ficticio, es su alter ego. Me ha pedido que conserve su anonimato, pues lo allí contado forma parte de una experiencia de vida. En su caso se quedó con el deseo, pero cuando este se agotó, volvió al amor en la espera de que apareciera otro deseo... quizá buscándolo, en un círculo infinito de amor, deseo, amor, deseo..,
    Porque ¿qué es amor sin el deseo?
    .....
    Gracias por seguirme, gracias por ser una de las habituales del blog.

    ResponderEliminar
  3. bella poesia...
    Giovanni

    ResponderEliminar