lunes, 27 de diciembre de 2010

Un un té para beberlo en Leda y el Cisne



De origen chino, el té ha tenido su mayor auge en Japón. Nace como una ceremonia en la que se honra al invitado. Cuentan que en sus inicios los anfitriones utilizaban la vajilla más costosa para impresionar a sus invitados. En el Japón actual la ceremonia puede durar hasta cuatro horas, es un momento de encuentro, de disfrute y de paz.

Tomar té en la actualidad, tanto en Oriente como en Occidente es una costumbre arraigada, imposible no asociarlo a los ingleses, pero siempre se piensa en la ceremonia del Té japonesa. Por ello tomar té implica no sólo un disfrute del paladar, de los sentidos, es también una degustación en la que se disfruta también de los accesorios. Coleccionar teteras es ya un hobbie común, buscar las más exóticas, extrañas o de diseños extravagantes es un ejercicio entre los coleccionistas.

Nosotros nos hemos topado con estas hermosas tazas y teteras para degustar un té vespertino y unos maravillosos diseños inspirados en nuestra Leda y en nuestro Cisne


Ardis Bourland



Carol and Richard Selfridge



Carol and Richard Selfridge



Carol and Richard Selfridge



Sigma



Tim Mitchinson





SwanLake
Julian Landa


1 comentario:

  1. Muy interesante. Feliz Año Nuevo a tdos los amantes de El Cisne.

    ResponderEliminar