martes, 28 de abril de 2009

Agirba y una de sus obsesiones: Leda y el Cisne

.
El artista plástico Ruslan Agirba nos sorprende con un mundo lleno de Ledas y Cisnes, con un toque elocuentemente erótico nos deja vagar y nos invita a soñar entre sus aguafuertes, con este olímpico e insinuante encuentro. Sus Ledas y sus Cisnes tienen una fuerza especial, una dulce seducción oriental, una enorme plasticidad, una fascinante atracción fundamentada en su profundo contenido erótico, inspirado en el inmenso mundo griego que Zeus, con sus historias, nos legó para nuestra delicia. Incluso Agirba nos deja un poco más de ese mítico encuentro -una de sus consecuencias-: el juicio de Paris.







Ruslan Agirba nació en 1957 en Batumi (Georgia). Graduado en diseño gráfico del Instituto Poligráfico ucraniano. Experto en la técnica del grabado y los exlibris, ha participado en más de 135 exposiciones en Bélgica, Italia, Canadá, Francia, Países Bajos, Suecia. Tiene más de 20 premios internacionales en el que sobresale el Primer Premio de la 10 ª edición del Premio Internacional de grabado en España. Vive y trabaja en Kiev (Ucrania). Ha experimentado distintas técnicas como el aguafuerte, la xilografía, la mezzotinta.

Adolfo Bioy Casares nos dejó un guiño sobre nuestro mito

.
Hace pocos días se cumplieron 10 años de la muerte del genial escritor argentino Adolfo Bioy Casares. Como humilde homenaje a su obra recupero un breve guiño sobre nuestra reina que nos dejó en un cuento escrito en 1962: "El lado de la sombra".

El lado de la sombra es breve relato donde el autor muestra su imagen más satírica. En él aborda cuestiones tan enigmáticas como ¿hay una persona original y luego una sucesión de réplicas que se confunden ? O ¿puede esa persona original, una vez muerta, reaparecer en algún recodo del mundo? Una la protagonista del cuento toma el nombre de Leda. En su primera aparición, hace un juego en el que relaciona a esta Leda con nuestro mito:

"-Ni soñarlo. Para mí todo es igual -repitió-. El episodio empezó en Évian, hará cuestión de tres años. O un poco antes, en Londres. Por aquel tiempo yo era un hombre afortunado, y Leda me quería. ¿Supiste mi historia con Leda?

-No -dije-. No la supe. Mi respuesta no lo alegró.

-La conocí en Londres, en un baile. Me deslumbré en seguida y, mirando sus largos guantes blancos, le dije (yo no debería contar estas idioteces) que ella era el cisne y era Leda. Rió sin entender. Te aseguro que era la más joven y la más linda de la fiesta. ¿Cómo describirla? Muy correcta e impecable, con graves rulos rubios y ojos azules. Ella misma me reveló algún límite de su perfección: tenía sucias las rodillas...."

Puede leerse el cuento completo AQUÍ


El cuento, con otros relatos, fue incluido en un volumen con el mismo título y publicado por Tusquets en 1967.

Adolfo Bioy Casares nació en Buenos Aires el 15 de septiembre de 1914 y falleció el 8 de marzo de 1999. Hijo de un padre que había incursionado en las letras, desde pequeño Bioy tuvo contacto con los grandes clásicos de la literatura universal, a lo que le sumó un pasaporte atiborrado de viajes a Europa que le fueron confiriendo un estilo definido, tanto en su obra como en su vida, convirtiéndolo en un verdadero dandy.

Su primera publicación fue Prólogo, que escribió a los 15 años y logró publicar gracias al pago de la edición, por parte de su padre. En 1932, en casa de Victoria Ocampo, conoce a Jorge Luis Borges, quien se convertiría en un inseparable amigo y con quien escribirían páginas magistrales. En 1934 conoció a Silvina Ocampo, quien años después se convertiría en su esposa. Ese mismo año abandonó sus estudios de filosofía y letras y comienza a publicar sus primeras novelas. A partir de entonces el prestigio de Bioy Casares es cada vez mayor, ayudado por una excelente prosa que dibuja o bien ingeniosas historias donde el amor es un tema recurrente, o bien intrigantes policiales plagados de guiños. Se suceden Tormento o la vida múltiple de Juan Ruteno (1935), La estatua casera (1936), Luis Greve, muerto (1937); su obra cumbre, La invención de Morel (1940), Plan de evasión (1945), La trama celeste (1948), El sueño de los héroes (1954), El lado de la sombra (1962), Diario de la guerra del cerdo (1969), El héroe de las mujeres (1978), y otros trabajos individuales y en colaboración con Borges, la mayoría de las cuales son firmadas con el seudónimo común de H. Bustos Domecq. Muchas de sus obras fueron llevadas al cine, como Diario de la guerra del cerdo (1969), película realizada por Leopoldo Torre Nilsson. En 1975 le concedieron el Gran Premio de Honor de la SADE. Fue nombrado Miembro de la Legión de Honor de Francia en 1981, Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires en 1986 y en 1991 recibió en Alcalá de Henares el Premio Miguel de Cervantes, coronando un trabajo de amplio reconocimiento internacional. Bioy Casares murió en Buenos Aires, a los 84 años, luego de una serie de complicaciones ocasionadas por su avanzada edad. Poco tiempo antes había expresado uno de sus últimos deseos: "No me gusta nada la idea de morir. Si pudiera vivir quinientos años aceptaría y pediría: ¿no puede darme unos más?."

lunes, 27 de abril de 2009

Este cisne también se nos vuelve esotérico y misterioso

.
Leda se nos aparece en el lugar menos esperado, en una rosa, en un jarrón, en unos aretes, de modelo de playboy, pero nuestro travieso olímpico Cisne no se le queda atrás y siempre, como buen Dios, quizás para avisarle a Leda que siempre está, que no se va, que nunca abandona a los suyos. He aquí que lo encontramos colado en este curioso mazo de bajaras, que a menudo la humanidad ha utilizado como medio para comunicarse con el futuro (y con el pasado), con lo intangible, porque el cisne y sus descendientes, son esa parte intangible de nosotros que quedó en el inconsciente colectivo...
.
Existen múltiples tipos de naipes de Tarot, con diseños variados y de orígenes diversos e inciertos, tantos como la loca de la casa (la imaginación, según Santa Teresa), le ha permitido al ser humano crear. De tantas curiosas cartas, directamente del renacimiento nos llegan las del tarot de Mangtena de cuyo origen no hay nada cierto, puesto que se pensaban pintadas por Andrè Mantengna, pero parece que son de un maestro desconocido, para la posteridad y deleite de los buscadores de Cisnes y Ledas, oficialmente se conocen como el Tarot de Mantegna.
.
Estas cartas tuvieron una intención pedagógica y demuestran elementos del cosmo de la edad media. Nos interesan y nos han llamado la atención por las características que presentan, como, por ejemplo, la presencia del cisne en varias de sus imágenes, sobre todo en aquéllas donde están dos de las musas, una de las gracias y uno de sus hijos varones: Apolo (ya sabemos de las posibilidades de Apolo como dios que otorga el don de adivinar -ver?- el futuro)...
.

.
Aquí vemos al Olímpico con Clío, protectora de la Historia, pues en el tarot también el pasado, esa historia que todos llevamos -oscura o clara, cierta o incierta, soñada o verdadera- es importante:
.

Con la graciosa y musical Euterpe, quizás esperando la melodía perfecta para yacer con Leda:

.
Con una de sus Cárites (las gracias). No se nos dice cuál, pero sí sabemos que representan el encanto, la belleza, la naturaleza, la creatividad humana y la fertilidad (luego volveremos sobre la fertilidad):

.
Imaginamos que el Olímpico, acompaña a sus hijos y como amoroso padre los protege y los respalda...
.
El Tarot Rider, el más conocido, ahora con cisne y revelando un misterio:

La Emperatriz, uno de los Arcanos Mayores, encarna y rige la feminidad en todas sus manifestaciones, según los expertos representa a Venus (yo imagino a una graciosa gobernante etolia), máxima expresión del amor, del instinto maternal, de la belleza, la sabiduría, de la fertilidad, en fin, la Emperatriz es la conexión entre el espíritu y la materia. Aparece como amante y madre, gobernante y sabia (por qué no podría ser Leda?, alguna pista nos dan)...
.

.
Curiosamente, en un Tarot contemporáneo, desde una perspectiva de 180 grados, y basado en el Rider, encontramos (dibujado por los hermanos Raúl y Gianluca Cestaro), el misterio detrás de la Emperatriz: un cisne acariciado por dos niños:

Serán estos niños Helena y Pollux -semidioses- junto a su padre? Todo es posible...

domingo, 26 de abril de 2009

Galería Nocturna, de Lina Zerón


GALERÍA NOCTURNA

por Lina Zerón

Todas las noches Leda se sumergía en el agua caliente de la tina, jugaba con las burbujas de jabón mientras lavaba con cuidado sus hombros, sus senos, muslos, quitaba todo rastro de pintura en su blanco cuerpo. Alisaba su larga cabellera rubia y se vestía seductoramente. Cada noche se preparaba para la cita como si fuera la última, estuviera él o no esperándola. Quería vivir todo lo posible en cada noche. Siempre que él salía de viaje ella iba a su encuentro al café de la esquina, el ritual era el mismo; ella se sentaba en una mesa frente a él, lo miraba largo rato para disfrutar su rostro tostado por el sol y la sonrisa que siempre traía dibujada, esperaba a que tomara su café y sólo entonces distraía su atención golpeando ligeramente su vaso de agua con una cuchara. El volteaba a verla, ella entreabría las piernas y se las frotaba por la parte interior con las manos. En menos de cinco minutos se pasaba a su mesa, él comenzaba a temblar ligeramente, la cercanía de ella lo trastornaba. Esa noche, Leda entró al café, lo miró y por primera vez se acercó directamente a él. El la miró a los ojos, le tomó la mano y comenzó a hablar antes que ella.

- ¿Cómo sabías que hoy volvía de viaje?. ¿Me extrañaste? Porque tú me hiciste mucha falta. Te escribí una carta inmensa mientras estuve fuera ¿La recibiste?

- Yo no puedo abrir el correo inmediatamente que llega, deberías saberlo, tengo que esperar a fin de mes cuando alguien más lo abrió todo y entonces lo leo, es emocionante para mí pensar que perdiste una cita o están a punto de embargar la galería porque no se han pagado los impuestos. Supongo que la leeré en unos días.

- Que ganas de tenerte ahora, eres la criatura más hermosa y sensual. Vamos a la galería. ¿Puedes?

Sonrío como siempre.

Leda se levantó, el puso un billete sobre la mesa para pagar el café, la tomó por la cintura y salieron del lugar. La gente que lo veía ahí sentado lo consideraban loco. Se encaminaron a la galería.

Al llegar ella sacó la gran llave del portón y entraron.

- Hoy siento una fuerza especial, quiero terminar lo que dejé empezado hace meses. ¿Tú quieres, tienes ánimos?

- Si mi amor, pero cuando tardas tanto en regresar me siento débil, sin ganas de nada, te extraño, tú eres el único que marca mi tiempo en la tierra.

- Bien sabes que eres mi inspiración, todo lo que pinto es por ti Leda querida.

Tomaron asiento en un confortable sofá. El la tomó por la nuca y dirigió sus labios hasta sus boca. Ella cerró los ojos. Unos minutos más tarde, él tenía un pincel en su mano mientras Leda posaba desnuda con su gran cabellera rubia sobre sus senos. Faltaban tan sólo algunos trazos.

Agotados se recostaron en el sofá. El la acariciaba como si fuera la primera vez que la tuviera en sus brazos, ella respondió como si fuera la última, se sentía tímida y temerosa. Con gran ternura comenzó a besarla. Ella se dejó transportar por el deseo y el amor, apuraba las caricias, atragantada con sus besos, se entregó a él frenéticamente. Como nunca y como siempre hicieron el amor. En un descuido el volteó y miró el lienzo que acababa de terminar. Leda se desvaneció entre sus brazos volviendo al cuadro donde había sido plasmada junto al cisne que casi la envolvía con sus alas.



......



Lina Zerón es una poeta mexicana nacida en 1959. Estudió Relaciones Internacionales en la ENEP Acatlán, UNAM. Su poesía ha sido traducida al inglés, francés, alemán, italiano, catalán, portugués, servio, ruso, esloveno, italiano, árabe, rumano, holandés y mongol. Cuenta con numerosos reconocimientos, entre ellos: Doctora Honoris Causa por la Universidad de Tumbes Perú, 2007. Profesora Honoraria de Escuela de Posgrado por la Universidad Alcides Carrión, Perú, 2008. Medalla de Oro a la poeta extranjera mas valiosa, en Montevideo, Uruguay, 2003, otorgada por el Departamento de Pelotas, Brasil, 2do. Lugar de poesía Melilla, España por su libro Vino Rojo en 2003. Fue galardonada como “Mujer del Año 2002” en el Estado de México por su trayectoria poética. Finalista “Relatos de Mujer” La Lectora impaciente, España, 2005. Poeta de honor en los talleres de traducción de Claude Couffon, Bretaña, Francia, 2002. Obtuvo la presea “Guerrero Águila” por el Círculo de oradores de México. Junio 2005. Designada como “Honorary member of the bilingual literature for peace”, (Miembro honorario de “Literatura bilingüe por la paz en USA). Mención honorífica en el 5to Certamen de Poesía y Cuento breve en ambos rubros, “Mis Escritos”, Argentina, marzo 2006. ...


Rosa "Leda"

.
Nuestra reina también da nombre a una bella rosa de color blanco con bordes carmín. La rosa "Leda" es una flor doble tipo damasco que muestra todo su esplendor en pleno verano.




Nacida de yemas de color de color rojo-marrón, el rosal que la porta tiene una altura de entre 1 y 1,2 metros, compacto, exuberante, de hojas gris-verde.

Como nuestra Leda, necesita el sol para crecer y florecer.

Fuegos, de Marguerite Yourcenar

.
Fuegos
de Marguerite Youcenar

Lo mismo ocurre con un perro, con una pantera o con una cigarra. Leda decía: “Ya no soy libre para suicidarme desde que me he comprado un cisne”.

La muerte es un sacramento del que sólo son dignos los más puros: muchos hombres se deshacen, pero pocos hombres mueren.

No puede construirse una felicidad sino sobre los cimientos de una desesperación. Creo que voy a ponerme a construir.

Que no se acuse a nadie de mi vida.No soporté bien la felicidad. Falta de costumbre. En tus brazos, lo único que yo podía hacer era morir.

Existe un plan general para el universo. Sólo salimos en los momentos sublimes.

En el avión, cerca de ti, ya no le tengo miedo al peligro. Uno sólo muere cuando está solo.

Existe entre nosotros algo mejor que un amor: una complicidad.


Yourcenar, Marguerite, Fuegos, Barcelona: Suma de Letras, 2000,
trad. de Emma Calatayud, pp. 29-30.


Marguerite Yourcenar fue una poetisa, novelista e historiadora belga de origen francés nacida en Bruselas en 1903. Huérfana de madre desde su nacimiento, fue educada con gran esmero por su padre quien fomentó en ella el interés por la literatura. Publicó la primera colección de poemas en 1921 bajo el título "El jardín de las quimeras" y una segunda colección en 1922 denominada "Los dioses no han muerto".Viajó a Estados Unidos en 1939 como catedrática de Literatura comparada en el Instituto Sarah Lawrence College de Nueva York, y posteriormente estableció su residencia definitiva en el estado de Maine, obteniendo la nacionalidad norteamericana en 1948. Fue reconocida mundialmente por la publicación de la novela "Las memorias de Adriano" en 1951, fama consolidada con otras novelas entre las que sobresale "Opus Nigrum" en 1968. En 1980 fue galardonada con la Legión de Honor y nombrada miembro de la Academia Francesa. Falleció en diciembre de 1987.

lunes, 20 de abril de 2009

Montajes de Isabel Pérez del Pulgar

.
Dos motivadores montajes en video de la artista granadina Isabel Pérez del Pulgar en torno a nuestro mito.





Mas información sobre la artista y sus obras en sus blogs:

sábado, 18 de abril de 2009

Mil y una formas de interpretar el mito: algunas Ledas contemporáneas (XXI)

. Jolanda Germann


Joseph Loria


Ebrahim Ehrari


Francis Kilian


Artemis Rosakis


domingo, 12 de abril de 2009

Leda and the Swan, una escultura virtual de Buchen y Goodwin

.
La obra de Tony Buchen y Jeralyn Goodwin contribuye a extender los conceptos de escultura y fotografía. Estos artistas explotan las posibilidades que ofrece el arte tridimensional, cuya última realidad es el ciberespacio. Esta escultura virtual de Leda y el Cisne es construida como un modelo en 3-D a partir de la fotografía. De esta forma se erige como una nueva expresión de nuestra Leda.

Una idea, al menos, sugerente.

viernes, 10 de abril de 2009

Las Ledas de John Graham

.
Woman fucking swan


Skinny woman with black swans


Black love


Woman fucking swan


Woman holding swan in desert


Woman diving falling

Entre las hojas de "En busca del tiempo perdido", de Marcel Proust

.
El genial escritor francés Marcel Proust esconde entre las letras "La fugitiva", la novela numero seis de la serie "En busca del tiempo perdido", unas breves letras dedicadas a nuestra anhelada Leda.

En francés original:

"Me souvenant de ce qu'Albertine était sur mon lit, je croyais voir sa cuisse recourbée, je la voyais, c'était un col de cygne, il cherchait la bouche de l'autre jeune fille. Alors je ne voyais même plus une cuisse, mais le col hardi d'un cygne, comme celui qui dans une étude frémissante cherche la bouche d'une Léda qu'on voit dans toute la palpitation spécifique du plaisir féminin, parce qu'il n'y a qu'un cygne et qu'elle semble plus seule, de même qu'on découvre au téléphone les inflexions d'une voix qu'on ne distingue pas tant qu'elle n'est pas dissociée d'un visage où l'on objective son expression. Dans cette étude le plaisir au lieu d'aller vers la face qui l'inspire et qui est absente, remplacée par un cygne inerte, se concentre dans celle qui le ressent".

En español:

"Recordando lo que Albertina era sobre mi cama, creía ver su pierna curvada, la veía, era un cuello de cisne que buscaba la boca de la otra muchacha. Entonces ya ni siquiera veía una pierna, sino el cuello atrevido de un cisne como el que, en un estudio estremecido, busca la boca de una Leda que se ve en toda la palpitación específica del placer femenino, porque no hay más que un cisne y parece más sola, de la misma manera que descubrimos en el teléfono las inflexiones de una voz que no distinguimos mientras no se disocia de un rostro en el que se objetiva su expresión. En este estudio, el placer, en lugar de ir hacia la mujer que lo inspira y que está ausente, reemplazada por un inerte cisne, se concentra en lo que siente".

En este breve texto, el protagonista, enfebrecido por su pasión, relaciona la visión del cuadro "Leda y el Cisne" de Moureau, con su amada Albertina.
.
.
Marcel Proust nació en París, el 10 de julio de 1871, en el seno de una familia adinerada. Estudió en el Liceo Condorcet. Comenzó la carrera de derecho, pero pronto abandonó sus estudios para relacionarse con la sociedad elegante de París y dedicarse a escribir. Su primera obra, una colección de ensayos y relatos titulada Los placeres y los días (1896), es sólo discreta, pero muestra dotes de observador para reproducir las impresiones recogidas en los salones de la ciudad. Este material lo emplearía con más eficacia en obras posteriores. Aquejado de asma desde su infancia, a los 35 años se convirtió en un enfermo crónico. Pasó el resto de su vida recluido, sin abandonar prácticamente nunca la habitación revestida de corcho donde escribió su obra maestra En busca del tiempo perdido.

En busca del tiempo perdido (À la recherche du temps perdu) es una serie de novelas de Marcel Proust, escritas entre 1908 y 1922 y publicadas entre 1913 y 1927 y que consta de siete entregas, de las que las tres últimas son póstumas. Más que del relato de una serie determinada de acontecimientos, la obra se mete en la memoria del narrador, sus recuerdos y los vínculos que crean. Las siete novelas que componen la serie son:
  1. Por el camino de Swann (1913)
  2. A la sombra de las muchachas en flor (1919)
  3. El mundo de Guermantes (en 2 tomos, 1921-1922)
  4. Sodoma y Gomorra (1922-1923)
  5. La prisionera (1925)
  6. La fugitiva (1927)
  7. El tiempo recobrado (1927)

miércoles, 8 de abril de 2009

Entre mujeres aladas y cisnes celestiales: Michael Parkes:

.
Algunos han llamado a Michael Parkes el genio del Realismo Mágico, aunque no compartimos del todo la denominación por considerarla una categoría estética fundamentada en la hipérbole como mecanismo, lo que no logramos ver en su trabajo preciosista y detallado, que no altera la realidad ya mágica, per se, existente en cada una de las historias mitológicas que relata, sin embargo nos apegamos a lo que opinan los expertos. Y aquí presentamos una muestra de Parkes y sus cisnes, sus Ledas, su mundo mágico:
.


Las influencias

Lo que sí podemos observar en el arte de Parkes es sin duda una influencia del Art Nouveau, pues hay tendencia a la estilización de los motivos, un toro no es sólo un toro, es un toro alado y minimalista en el que sobresalen sus alas de cisne (otra referencia al Dios en su doble metamorfosis toro y cisne).

Europe

El art nouveau en Parkes también se manifiesta en la fuerte tendencia al uso de imágenes femeninas en todos sus cuadros. Estas diosas (todas son hechas de materia mágica) muestran actitudes delicadas y gráciles, con un aprovechamiento generoso de las ondas en los cabellos y los pliegues de las vestimentas. Sus mujeres desnudas, pues la desnudez es un elemento frecuente, tienden a la sensualidad y la complacencia de los sentidos.

Hour of the gods

En muchos de sus cuadros podemos observar elementos exóticos y eróticos (y, a veces, fetichistas): las medias a media pierna, el asomo de un pezón en algún cuadro, el énfasis en los cuerpos desnudos delgados pero curvilíneos, la curva de los gluteos gloriosamente dibujadas, las sombrillas, los pinceles acariciando cuerpos o allí presentes para pintar la realidad, más allá de la realidad, los osos de peluche (quizás para recordarnos que la infancia es magia), los arlequines, los pierrot (la vida es un circo, el cielo es un circo), la fauna fantástica (los tigres y el instinto animal) y nuestros favoritos: la presencia divina de los cisnes. El exotismo, la fantasía erótica y la inspiración en culturas lejanas o antiguas es indudablemente uno de los toques maravillosos en su obra.


Sphinx

Particularmente, nos parece que Parkes conjuga de una manera magistral la escuela renancentista, art noveau y surrealista, a través de una visión mítico-religiosa y epopéyica de la imaginería que legaron los griegos y egipcios.

Un poco de Literatura y Danza

Las referencias a la literatura, la pintura, la música y la danza de resonancia universal tampoco escapan al ojo de Parkes. Las historias de Ovidio, de Hesíodo, Miguel Ángel, Homero, Dante y Lewis reinterpretadas están presentes con una visión estética distinta e irrepetible: Alicia en el país de las maravillas, los cuadros de Dante y Beatrice de la Divina Comedia, las sirenas de la Odisea (esperando al elocuente Ulises), el lago de los cisnes, la dulce presencia de la esfinge –más mujer que felina-, las cuatro estaciones…
.


.Rain


Sobres sus Ledas y sus cisnes
.
Del artista, en nuestra limitada búsqueda, sólo pudimos encontrar dos Ledas (la hija y Leda II, se nos pierde en el maremagnum de la información la Leda I), sin embargo nos ha enamorado con cada una de estas mágicas y maravillosas mujeres aladas, mujeres en las que se funden la visión humana y animal. Las alas son indudablemente de cisnes, lo que nos habla de la concepción divina que le atribuye Parkes a esta ave. Ya Zeus lo había visto así.
.
En sus Ledas y en casi todos sus cuadros están presentes los cisnes, como ayudantes, como cortejantes, como cuidadores, como insinuadores: une de forma perfecta la sensualidad de ambos: mujeres y cisnes. Para nosotros Parkes representa la síntesis del mito de Leda y su Cisne sagrado. Veamos los cuadros Leda's Daughter (ya mostrado en este blog) y Leda II (que no debe confundirse con el Pale Swan o con la Beatrice alone):



.
Una de sus técnicas favoritas: la litografía

Parkes utiliza la técnica de la litografía para darle vida y sutileza a muchos de sus trabajos. Para este tipo de impresión se utiliza una piedra caliza pulimentada sobre la que se dibuja la imagen a imprimir con una materia grasa, bien sea mediante lápiz o pincel. Esta técnica ya ha caído en desuso, pero por lo complicada que resulta (pues para cada color debe usarse una piedra distinta y el papel tendrá que pasar por la prensa de imprimir tantas veces como tintas se empleen), pensamos que, quizás, sea la que más se ajusta al trabajo preciosista y detallado de Parkes pues con ella logra esos colores único e irrepetibles, lo que hace que nos presente un trabajo perfecto. Definivitamente estoy entregada a cada una de las mujeres mágicas y aladas de Parkes...
.
Sobre el artista:
Michael Parkes nace en Missouri (USA, 1944). Es un reconocido pintor, escultor y litógrafo. Estudió artes gráficas y dibujo en la Universidad de Kansas. Su estilo único evolucionó de forma aislada después de un periodo en que abandonó del todo la práctica del arte y se fue a la India en busca de iluminación filosófica. Después de su pausa comenzó a plasmar un estilo meticuloso y detallado que le permite dar plena expresión a su mundo interior con sus imágenes.


lunes, 6 de abril de 2009

La dulce Leda


Kostas Mavrakis

.
Gustave Moreau dijo de su Leda que era la representación de una "inmaculada inocencia bajo la blancura divina". Indudablemente, la misma frase se la podemos aplicar a esta hermoso cuadro. Esta vez el mito se nos presenta virginal, puro, casto, con apenas un acercamiento, una mirada del cisne que parece sorprenderse ante las formas de la princesa, reposada, desnuda e inocente.

Su mirada perdida nos da curiosidad. ¿Qué mira la bella desnuda?, ¿en qué piensa?, ¿espera a alguien?, ¿espera la posesión divina? No, muy inocente su mirada, aunque su la posición de su cuerpo nos hace dudar: nada oculta ante la peligrosa presencia del Olímpico Cisne... pero quién podría sospechar que debajo de tan blanco cisne se encuentra el mismísimo Olímpico Zeus con toda su fuerza sexual desatada?

El cisne mete escándalo, baila, se mueve, posiblemente haga la danza del apareamiento. Leda está ausente, no se da cuenta del peligro celestial que busca su atención... La historia del cuadro nos deja en tensión...

Las formas de esta Leda desnuda me recuerdan algunas obras del rococó y sus influencias barrocas, fundamentalmente en el uso de las líneas curvas en el cuerpo de Leda y los colores suaves. Sin embargo, alejándonos de cualquier tecnicismo en la visión, este cuadro nos gusta por muchos motivos, primero la erótica presencia de esta Leda desnuda, cuya inocencia no matiza en nada su presencia erótica ...

No dudaríamos por un instante que la celestial, la divina, la nacida de dioses es Leda. Esta poderosa imagen de cuerpo de guitarra (parecido a un cuerpo caribeño), de grandes y poderosas caderas y piernas moldeadas por Afrodita y Palas -por la sensualidad y la fortaleza que de ellas emana-, más su pecho inmaculado y visiblemente duro (andamos en sinestesias) y pequeños pezones erectos nos dan idea de lo que se avecina. El Cisne lujurioso queda prendado y asido de tan magnifica imagen... y el Cisne, Zeus, Dios, todopoderosamente anhelante no vacilará en aceptar la dulce y no enviada invitación a la transgresión del cuerpo dulce, inocente y glorioso.

Leda horneando a Zeus

.